Cómo reducir la factura de luz de una empresa

simulador factura de la luz

Uno de los gastos que más preocupa a los propietarios de pequeñas y medianas empresas es el de la factura de la luz. En los pequeños comercios, el gasto en energía puede llegar a suponer la mitad de los gastos totales de la pyme. No obstante, existen pautas de conducta que pueden ayudar a reducir el gasto y ahorrar en el precio final de electricidad. Además, los propietarios pueden usar un simulador de la factura de la luz, que sin duda alguna, forma parte de un elemento imprescindible para ahorrar en costes eléctricos.

¿Qué pagamos realmente?

El precio del recibo de la luz ha variado mucho en los últimos años. Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), España es uno de los países con la electricidad más cara de Europa. A pesar de este incremento, muchas empresas no están tomando las medidas necesarias para reducir su factura de luz.

Uno de los problemas más frecuentes entre las pymes, es que la mayoría de ellas no controla su consumo eléctrico. Como consecuencia de ello pagan un importe más elevado, ya que no aplican medidas para mejorar su eficiencia.

En primer lugar, las pymes tienen que entender cómo funciona la factura eléctrica. Con el uso de un simulador de la factura de la luz, las pymes pueden ver una simulación de su factura y desglosar sus partes. Además, han de conocer los dos conceptos que pagamos al consumir energía: consumo real de la electricidad y potencia eléctrica contratada.

Cuando hablamos del consumo real, nos referimos al gasto eléctrico que realizan durante el día los diferentes puntos de luz, aparatos eléctricos y maquinaria. Dependiendo de la tarifa contratada y el precio del kw el gasto puede variar.

La potencia eléctrica contratada es un concepto fijo que se aplicaría aunque no consumiéramos nada de energía. Por tanto, hace referencia a la parte fija que pagamos a la compañía eléctrica por el servicio que nos presta.

Reducir la factura de la luz

Conociendo los factores nombrados en el apartado anterior, las pymes pueden aplicar medidas específicas para disminuir el gasto de electricidad. A continuación dejamos algunos consejos para poner en práctica:

    • Reducir la potencia y adecuar la tarifa: conociendo el consumo necesario para la pyme, puede seleccionar aquella tarifa que mejor se adapte a las necesidades del empresario.  Además, con el simulador de la factura de la luz podrás comparar entre todas las tarifas existentes en el mercado y escoger la que mejor se adapte a las necesidades y características del mercado.
    • Instalar condensadores: la energía reactiva es de utilidad para mantener los campos magnéticos necesarios para el funcionamiento de distintos aparatos eléctricos como los motores, transformadores o lámparas de descarga. Al transportar este tipo de energía, puede provocar una variación a la alza en la factura de la luz. Instalando condensadores, las empresas pueden evitar que el flujo de energía reactiva salga de la red de distribución.
    • Mejorar los hábitos de consumo: cambiando algunos hábitos de consumo en el comportamiento de los empleados de la pyme, se puede reducir de forma notoria el gasto de la factura de la luz.

En definitiva, con la aplicación de estas medidas las pymes van a poder ahorrar en electricidad y contribuir al cuidado del medioambiente. Además, con el simulador de la factura de la luz van a poder escoger aquella tarifa que mejor se adapte a lo que necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *